6 mar. 2015

Nunca compres en Fancybox





Tardé en escribir este post porque me drena la energía dedicarme a releer cosas negativas, pero finalmente me decido a publicarlo ya que es sumamente necesario que se corra la voz, aunque quizá sea tarde para el momento en que lo postee. 
Como sea, esta ha sido mi experiencia.

El año pasado, o quizás antes, no recuerdo con exactitud, los sistemas de cajas con productos de belleza han cambiado su dinámica. Además de ofrecer la caja en cuestión, tanto Almabox como Fancybox tienen una tienda online donde se pueden adquirir diferentes productos a precios a veces piolas.
Cada tanto ofrecen descuentos y, si bien son más bien mínimos (o suben el precio y al otro día anuncian promos de 40% off en los productos a los que les acaban de subir el 40%), a veces se consiguen cosas a buen precio.
Yo vivo en el interior del país, por lo que muchas veces me conviene utilizar este tipo de servicios antes que ir a una perfumería y comprar, porque el precio acá suele estar inflado por factores como el envío hasta las sucursales, el aumento en la gasolina, etc.

Un día recibí un newsletter de Fancybox anunciando que hacían descuentos en ciertos productos que justo andaba necesitando: máscara de pestañas y delineadores.
Luego de verificar que, en efecto, los precios me cerraban, hice la compra. Los productos que compré fueron:

· 1 x Delineador Líquido Liner Express Marrón : $69
· 1 x Delineador líquido Eye Studio Master Drama Precise Liquid Black : $77
· 1 x Esmalte Colorama Jeans : $16
· 1 x Mega Shine : $94
· 1 x Máscara de pestañas Volum´Express Colossal Smoky Eyes Smoky Black : $96

Como verán, el precio total era de $352 (precios argentinos, claro). A partir de cierto monto (mientras escribo este post es $300) el envío es gratis, así que estaba contenta, había conseguido una buena oferta.
Pero, como dicen, lo barato es caro.


No me refiero a la calidad del maquillaje que compré, no, sino a la triste experiencia que viví con Fancybox, y la cual les voy a contar detalladamente porque realmente no quisiera que les pase a ustedes.
Prepársense un té/café/mate y vuelvan. Yo las espero.
¿Listo?
Bueno, vamos.


22 ene. 2015

Vela de gatito Kisa





Paso rápidamente para compartirles ésto porque me muero de amor.
La diseñadora islandesa Thorunn Arnadottir es la responsable de esta línea de velas tan especial y que vengo viendo por donde sea que vaya (en internet, se entiende).
La vela Kisa viene con forma de gatito, aunque no uno tradicional, sino como ¿facetado? Como sea, es un diseño hermoso, muy escandinavo, y que no es nada más ni nada menos que una vela.


12 ene. 2015

Reseña: Velvetine Salem by Lime Crime

Update 13/03/20015: Ya no apoyo esta compañía ni a su CEO y fundadora Doe Deere. Pueden leer el porqué aquí y aquí.
_____________________________________




Después de tanta locura y fanatismo por los labiales de este estilo (líquidos que se vuelven mate e indelebles) por fin conseguí dos: uno de Lime Crime y otro de Kat Von D.
Hoy voy a reseñar el primero, pero quédense cerca porque espero poder contarles del segundo pronto (y con suerte antes del 2016).

Los velvetines de Lime Crime son, según la descripción de la marca, labiales líquidos que luego de un minuto aproximadamente, secan y se vuelven intransferibles.

Salem forma parte de la colección Clueless Witch que apareció en marzo de 2014.





En orden de preferencia, me interesaba probar Salem, Wicked y finalmente Black Velvet, ya que este último se ofrece en otras marcas y a precios más accesibles.
Salem llamó mi atención instantáneamente ya que me llevó a los 90's, en particular a los labiales marrones y borgoña que usaban las mujeres de mi familia. ¡Tan horrendos me parecían! Y sin embargo, acá estoy, habiendo comprado uno igual.
Soy una mentira.

(?)

10 dic. 2014

Reseña: Sephora Collection Upside Down Mascara


Oh, pero qué diseño. La necesito.


Eso fue lo primero que pensé luego de enterarme de la existencia de esta máscara de pestañas by Sephora, y aunque las reseñas sobre el producto eran horribles (el 90%), hice oídos sordos y me encapriché. 
Soy bastante ubicada y no me compro todo lo que veo y me gusta, pero ay, entre ceja y ceja la tenía.
Aprovechando que un familiar andaba de vacaciones por EEUU pude conseguirla y hace una semana que la tengo en mi poder.


Imagen promocional del producto



Pero, ¿por dónde empezar a contarles?

Artículos similares