14 de abr. de 2012

Reseña: Esmaltes Radiant y Popular de la nueva colección de Revlon

Foto artística porque le tiré un efecto vintage

¡Buenas! Hoy me siento expeditiva a más no poder, así que estoy metiendo post tras otro, sacando fotos, editándolas, escribiendo.  Me da mucho placer crear este espacio para ustedes y para mí, ¿se los había dicho?

Muy bien, hablemos de estos dos esmaltes de Revlon, relativamente nuevos ambos, pertenecientes a la última colección , Expressionists, co-creada en colaboración con la maquilladora Gucci Westman.
Además de Popular y Radiant, dos esmaltes más acompañan la línea: uno neutro (supuestamente para combinar) y Scandalous,  que básicamente es glitter morado.


Desmenucemos un poco el asunto: hace unas semanas, mi vieja vino y me trajo de regalo Popular. Lo vi, me enamoré: un rosa pálido, muy, con cierto tornasol, edulzado con glitters de diferentes tamaños y flocados plateados.
Es femenino, delicado: apenas lo probé, me sentía con manos de princesa de Disney (Aurora, se me ocurre).


Ustedes saben que tengo muchos esmaltes. Popular, sin embargo, se ha convertido en uno de mis favoritos de este último tiempo, y ando todo el tiempo usándolo, ¡me enamoré!
Aplicado sobre un tono blanco, como cualquier esmalte con glitter, se logra una cobertura óptima sin necesidad de dar tantas capas -lo cual es positivo a la hora de removerlo, ya que los flocados tienden a adherirse en el algodón y es un embole sacarlo.


Emocionada como estaba por Popular, fui a una perfumería amiga y zas, me compré Radiant.

Radiant.
Ya estuve defenestrándolo en el grupo de adictas al makeup (y otros temas) que creé en Facebook (¡unite haciendo click acá!), y vuelvo a quejarme, esta vez abiertamente: me decepciona bastante haber Radiant.
Básicamente es una capa de esmalte transparente con glitter y flocados en tonos azules, turquesas y verdes -un color muy de sirena, muy acuático.

Ojo, no digo que esté mal que sea sólo glitter pero...me da bronca haberlo comprado, porque es puro destello sin color, y lo pagué casi 40 pesos. Yo me compro esmaltes chinos carghados de glitters a 10-15 mangos máximo, entonces de alguna manera me siento medio boluda tonta por haber gastado más de lo que suelo en un producto así.
Pasando en limpio: no sos vos, Radiant; soy yo.




Igualmente, pueden verlo, la combinación de partículas destellantes es fabulosa, y ni les cuento cómo queda encima de una base azul, verde o negra. Te morís del amor, te digo.

¿Les gustan los nuevos esmaltes de Revlon? ¿Qué opinan de los que les muestro acá?
Artículos similares